19 septiembre, 2010

Narratividad contra mecánica

Y ahora, al revés. Y vuelvo a hablar de D&D, para qué engañarnos, pero es que yo siempre he sido dungeonero (pese a todo) y mis anécdotas tienden a ser sobre ese sistema. No es nada personal. Hoy veremos como un reglamento rígido, o al menos interpretado con rigidez, permite realizar unas fantasmadas increíbles y superépicas mientras la sensatez observa maravillada y con gesto de impotencia.
Campaña de AD&D, ya en niveles muy, muy altos. Los aventureros se encuentran divididos: por un lado, el guerrero hace guardia orbitando un planeta en un barco de Spelljammer; en la superficie, el resto de ellos combaten a un ejército de demonios. De pronto, el guerrero recibe una llamada telepática de auxilio: La Madre de Todos los Demonios ha aparecido, y necesitan fuerza bruta para vencerlo. El guerrero no lo duda: maniobra el barco hasta dejarlo en órbita geoestacionaria sobre sus compañeros, y se lanza por la borda para...

- ¿Cómooooo? Ah, espera, espera, tendrá algún objeto mágico de volar o...

Noooooo, que va, nada de eso. Bueno, a esos niveles llevas magia hasta en el ojete, pero no tenía nada de volar ni de caer más lento ni nada de eso. De hecho, lo que quería era llegar lo antes posible. Total, que se tira a plomo, con entrada atmosférica y todo eso. Al DJ le entran sudores fríos mientras calcula la altura de la caída y la traduce a dados de daño.

- Son chorrocientos d6 - dice el sufrido máster.
- Creo que no - dice el guerrero con una sonrisa pícara (irónico, eh?) mientras tira 1d20 - Mira, control de DES superado, así que...
- Grflsx... - responde el DJ con cara de "dioses, el reglamento no es que lo permita, es que no contempla ninguna otra forma de resolverlo..."- Mitad de daño por caída...

Se tira el daño. 10 minutos y una calculadora después, resulta que al guerrero todavía le quedan cerca de la mitad de PV. Sí, en serio. El guerrero sale del cráter que él mismo ha creado sacudiéndose el polvo..

Y por mucho que me pese, sería tremendamente difícil llegar a esos niveles de awesomeness en XD6 si el tono consensuado para el juego (que ya hablaré de ello) ha sido la fantasía medieval clásica. La escena no tiene ninguna coherencia ni lógica narrativamente hablando, pero tio... ha sido acojonantemente épico!

1 comentario:

wachinayn dijo...

Es que en el fondo AD&D (sobre todo si es altos niveles) siempre fue un juego de superhéroes.