14 noviembre, 2010

Un gran poder... (III), por Dennettlander


A lo largo del juego se irán encadenando situaciones, cada una de una clase distinta. En líneas generales se pueden dividir en dos tipos: las escenas en las que el Dj plantea la aventura, ya sea que ésta salte al paso de los héroes o que éstos persigan objetivos que les enfrenten con el mundo, a las que llamaremos Escenas de Complot, y las escenas más personales en las que los jugadores tratan de hacer cambios en el estado de sus Facetas y Riesgo, a las que llamaremos Escenas de Drama o Transformación. [Nota de Eldaniel: hoy solo las primeras, que son las más extensas de explicar y las que nos permiten comprender las otras]

Tipos de Escena: Complot:
En este tipo de escenas el Dj plantea alguna clase de reto al grupo de jugadores cuando ellos tratan de conseguir algo. Entonces los jugadores qué es lo que quieren conseguir y quiénes van a participar para apoyar cada resultado. Es importante que queden claros los objetivos de cada jugador, porque es perfectamente factible que no coincidan y cada uno desee algo distinto. Por ejemplo:
Roland, un antiguo paladín, Harn, un bárbaro cubierto de pigmentos dibujos, y Sinoa, una joven bruja, se han introducido en las ruinas del mausoleo de un viejo hechicero. Al llegar a una biblioteca desvencijada y comida por el polvo y la humedad, se encuentran con que no hay salida que conduzca a las catacumbas inferiores de su plano.
El Dj ve aquí un buen momento para desencadenar el reto y narra cómo un glifo rúnico comienza a refulgir por el erosionado suelo y, de improviso, un Golem de escombros, tierra y suciedad se forma ante sus ojos antes de lanzarse a por Roland a toda velocidad entre crujidos.
  • Roland anuncia su objetivo: “Quiero tumbar al guardián”.
  • Harn anuncia su objetivo: “Yo también quiero destrozarlo”
  • Sinoa anuncia su objetivo: “Pues yo buscaré algún manuscrito arcano con el que agasajar a mi maestra”.
El reto supondrá una única tirada de dados por cada uno de los objetivos distintos entre el Dj y los jugadores que persigan cada uno de ellos. De este modo, habrá una tirada en la que Harn y Roland deberán sacar más que el Dj, y otra en la que se enfrentarán Sinoa y Dj.

Para hacer esa tirada los jugadores deben reunir dados a partir de sus Trasfondos, dados por Destino y Riesgo de las Facetas y por cada dado deben describir cómo actúa su personaje en pos de lograr cumplir el objetivo. Es indiferente el orden en que se acumulen dados y narraciones entre los jugadores y el Dj, pero ATENCIÓN: ¡describan lo que describan, nadie debe tirar los dados aún hasta que todo el mundo reúna su reserva de dados y termine su descripción!

De modo que los jugadores pueden animarse y describir todo tipo de acciones y resultados, líneas de diálogo, pensamientos y sentimientos privados con total libertad: cada uno de ellos valdrá un dado si pueden basarlo en algún Rasgo del Trasfondo. Lo único que no podrán narrar aún es si, de hecho, consiguen su objetivo, ya que eso se decidirá lanzando los dados recogidos. En cuanto a lo demás, pueden tirar la casa por la ventana: ¡todo vale!
[Nota de Eldaniel: de nuevo, todo muy Wushu (y conste que me gusta). Aquí una audioreseña, y aquí la wiki]
Por ejemplo: Roland habla en su Trasfondo de su pericia marcial, de su experiencia y de sus viejas armas, y tiene un dado de Destino; Harn tiene mencionados su fuerza, la lanza de su padre, unas hojas masticables que le inducen un estado de trance furioso y su juramento de lealtad a Roland, además de dos dados de Destino. El Dj anuncia que tiene posibilidad de juntar hasta ocho dados que piensa apurar al máximo, y un éxito de ventaja.

Roland: (Uso “mis viejas armas” y…) Me lanzo contra la pierna del monstruo e incrusto la cabeza de mi maza por detrás de la rodilla, resquebrajando su corteza de piedra-, y coge un dado.

Harn: (Uso las hojas-berserker) Mientras tanto hundo la mano en mi zurrón, introduzco las hojas en mi boca y las masco, antes de que mi vista se centre en el gólem reducida a un túnel teñido de rojo sangre-, y coge un dado-. A continuación me lanzó a la carrera contra él y (usando la”lanza de mi padre”) clavo la punta de mi lanza en su rostro- y coge un segundo dado.

Dj: La mole se tambalea por el ataque conjunto y, sin ninguna queja se desploma contra una de las viejas estanterías a su espalda. Sin embargo no llega a caer- coge un dado-, y a toda velocidad, casi entre dos parpadeos, aferra la lanza y la describe un arco con ella que os barre a los dos- y coge un segundo dado.

Roland: (Uso la “experiencia” y…) Previendo el golpe interpongo el escudo adoptando cierta forma de cuña, lo que permite que el golpe resbale por encima de mí- coge un dado-. Luego me lanzo contra el costado del Golem y me empotro en su costado, protegido por el escudo, terminando de desestabilizarlo de nuevo (usando la “pericia en combate”)- y coge su tercer dado.

Harn: (Yo uso mi “Fuerza” y…) Conforme el barrido me alcanza no tengo forma de esquivarlo, de modo que salgo despedido un par de metros. Pero logro aferrar el asta, arrancándosela de entre los dedos de piedra y pierdo unos segundos saliendo mi estupor-, dice, cogiendo un dado

Dj: El titán de roca resiste como puede la acometida de Roland- coge un dado-, y mientras permite que los golpes de maza se estrellen una y otra vez en su cuerpo, agarra una de las baldas de la estantería en la que cayó y, con un arco de arriba abajo, la voltea y aplasta contra el suelo al paladín- coge el cuarto y el quinto dado.

Roland: (uso un dado de Destino) y digo “¡Harn, por favor, ayúdame!”- y añade un dado.

Dj: (sonriente) …mientras el tablón vuelve a elevarse para acabar contigo definitivamente- y añade su sexto dado.

Harn: (uso mi “juramento de lealtad a Roland”) Me levanto y con un aullido brinco hasta el gigante antes de que termine aplastar a mi amigo- coge un dado-. Después meto la punta de la lanza por entre dos estantería y, tensando al límite los músculos de mi espalda, hago palanca hasta que toda la biblioteca se desploma encima del Golem, derrumbándolo en un alud de madera y libros enmohecidos- y gasta sus dos dados de Destino para coger dos dados más.

El Dj, satisfecho, decide no coger su sexto y último dado, así que no narra nada más: al final, Roland ha juntado 4 dados, Harn 6, y el Dj otros 6 y el éxito de ventaja.
En este momento se tiran los dados y se hace un recuento de éxitos: el bando que saca más éxitos gana, y los empates se resuelven a favor del Dj… al principio de una Campaña.

En caso de ganar la tirada, el Dj podrá relatar cómo consiguen su objetivo y cada jugador que lo persiguiera puede añadir un detalle y elegir entre añadir la línea “Conseguí (el objetivo)” al Trasfondo o ganar un dado de Destino. Si pierden, los jugadores aún tendrán la posibilidad de emplear el Riesgo de sus fichas para tirar dados adicionales si no quieren rendirse.

Si finalmente el que vence es el Dj, éste podrá narrar cómo fallan los personajes a la hora de lograr su objetivo y aumentará en 1 el Riesgo de la Faceta que prefiera a cada personaje, pudiendo narrar qué significa ese aumento de Riesgo. Además, también podrá añadir una Calamidad a cada jugador derrotado: un Rasgo negativo de un solo uso relacionado con lo ocurrido en la Escena.

Por ejemplo: Tras contabilizar éxitos resulta que el Dj consigue 4 éxitos frente al total de 4, con lo que el empate le da la victoria. Así, describe cómo el Golem sale de entre la escoria y los escombros y comienza a arrancar pedazos de losas y culminas que arroja brutalmente contra sus oponentes. Un par de minutos es lo que le lleva presionarlos hasta el exterior de la antigua biblioteca y, con un impasible mutismo, terminar de derrumbar la entrada para impedirles el paso.

Después aumenta el Riesgo de una Faceta de Roland (“Mil batallas y cicatrices” pasa a Riesgo 3, lo que describe el Dj como un incontrolable temblor que se apodera de las manos del paladín, que lleva meses temiendo haber perdido su poder juvenil y que debe retirarse), y otra de Harn (“Abuelo Escama, mi Tótem”, pasa a Riesgo 2: este ancestral espíritu provoca una ardiente agonía al bárbaro, disgustado por su derrota, mientras remueve los pigmentos para formar señales de vergüenza), y rolea un sueño admonitorio con el jugador.

Finalmente impone una Calamidad a cada jugador: “Ardiente agonía” a uno, “Mil contusiones por todo el cuerpo”

Por ejemplo: Sinoa, por su parte, tuvo bastante más suerte: mientras la sala se iba desmoronando conforme la lucha se desarrollaba, ella consiguió reunir 5 éxitos contra 3 del Dj, alzándose con la victoria.

El Dj, pues, describe cómo la bruja logra salir de la sala con un antiquísimo pergamino bajo el brazo junto a sus compañeros, y el jugador anuncia su detalle: aunque no reconoce mucho más sobre el texto, hay un hechizo que permite abrir puertas selladas con ciertos encantamientos.

Por último en la ficha de Sinoa elige escribir una nueva línea de Trasfondo “Conseguí el manuscrito con el que agasajar a mi maestra".

5 comentarios:

Khazike Khashondo dijo...

Ooh, me veo obligado a aplaudir. De momento lo que más me ha gustado del mod, una gran mecánica para conflictos extendidos. Es la racionalización de lo que proponíamos F.A. y yo por el foro. Se podría usar incluso independientemente del sistema de facetas.

F. A. dijo...

Pues quizás no lo haya entendido bien, porque no lo veo parecido a lo que yo proponía xD

Una gran mecánica, me gusta, eso sí. Pero diferente a mi anterior propuesta.

Como he dicho en el foro, es demasiado compleja para XD6. Hay que simplificarla más. Aunque en cualquier otro juego me encantaría tal cual.

Sólo piensa de nuevo en ésto: La submecánica de conflictos no puede ser más extensa que la mecánica general. Sentido común.

Aured dijo...

Mmmm...por lo que veo se están proponiendo dos cosas diferenciadas:

1. Usar el riesgo como modificador de dados

2. Un tipo de conflicto extendido

¿queda alguna entrada pendiente?

Eldaniel dijo...

Quedan un par de ellas todavía, pero si queréis lo publico todo junto. No lo he hecho porque por mucho que sea interesante no deja de ser un ladrillaco que muchos pasarían de largo desanimados por su extensión, y creo que merece ser leído. Leído y rumiado, que también lo he dividido para que nos diera tiempo a meditar sobre el asunto.

Aured dijo...

Mejor en pequeñas dosis sí...