13 diciembre, 2010

Eros y Tanatos (II): Pulsiones de vida y muerte, por Aured


Retomo aquí mi idea de Eros y Tanatos, desarrollada inicialmente en mi entrada anterior. Tal y como dije quedaban algunos puntos por explicar, así que comenzaré por el primero de ellos, que no es otro que el mecanismo de recuperación de las reservas de Eros y Tanatos.

En este punto me gustaría advertir que si alguien esperaba algo original se va a llevar una pequeña decepción pues no voy a hacer sino adaptar ideas ya conocidas y empleadas en XD6 (y en otros juegos) al concepto de Eros y Tanatos.

Para ello me gustaría introducir dos nuevos conceptos: Pulsiones de vida y muerte.



Soy perfectamente consciente de que lo que voy a contar no tiene consistencia con la teoría psicoanalítica de Freud, que Eros y Pulsión de vida son sinónimos y que de igual modo lo son Tanatos y la pulsión de muerte. Pero esto no es la teoría de Freud, es tan solo una mecánica experimental de un juego rol y no se ciñe totalmente a ella. En este caso hay pulsiones, en plural, porque puede haber más de una y no se identifican totalmente con los conceptos de Eros y Tanatos a pesar de estar fuertemente ligadas.

Así como Eros y Tanatos es un concepto abstracto, las pulsiones son concretas y su objeto es identificable y específico. Las pulsiones de vida recogen todo aquello del trasfondo que sea asimilable al Eros y por el contrario la pulsión de muerte recoge todo aquello del trasfondo que sea identificable con el Tanatos. Los elementos del trasfondo que las pulsiones aglutinan se refieren principalmente a las motivaciones, conducta, objetivos, juramentos, deseos, nostalgias y creencias de los personajes.

Las pulsiones no son en el fondo más que rasgos o elementos del trasfondo, pero el criterio para su identificación y clasificación se rige de acuerdo a su relación con el Eros y con el Tanatos.

Y podría darle vueltas al concepto hasta aburrir y un posible lector podría seguir sin centrar la idea que quiero transmitir, con lo que un ejemplo, un buen ejemplo, debería ser suficientemente ilustrativo.

Kenor de Oelde:
Pertenecía a una casa menor de la caída ciudad de Oelde, destruida por los inutos, contra quienes juró venganza lleno de rabia. No obstante, desde muy joven se crio como huésped en la mansión de la familia Roenta en Daikos. Allí se convirtió en un guerrero temible gracias, sobre todo, a la espada de su familia. Cuando Zolon partió para cumplir sus obligaciones él le juró lealtad y le siguió como capitán de su guardia personal. Vive bajo un anticuado código de honor y para él solo hay correcto e incorrecto. Sus dos grandes metas son servir a su señor y vengar como pueda a su patria, lo que a menudo le produce conflictos morales.
(de Khazike)

Una vez descrito el trasfondo del personaje podríamos proceder o bien a repartir 15D entre una colección de rasgos o bien listarlos a modo de resumen dependiendo de que versión de XD6 utilicemos.

Ahora bien algunos de esos rasgos o elementos del trasfondo podrían ser identificados con las pulsiones y en este caso concreto podríamos tener los siguientes:

Pulsiones de vida

  • Honraré a mi familia
  • Protegeré a mi señor de todo mal


Pulsiones de muerte

  • Solo la sangre derramada de los inutos lavará su afrenta
  • Mi corazón está lleno de rabia

Las pulsiones no son sino rasgos o, directamente, elementos del trasfondo pero con una salvedad. Además de su mecánica habitual traen algo más de regalo: son el medio a través del cual recargar las reservas asociadas. No es necesario apuntar dichas pulsiones en un apartado propio, en el caso del ejemplo se hace tan solo para ilustrarlo convenientemente.

Así pues, y para que veáis que efectivamente no estoy contando nada nuevo os indico como ganar nuevos puntos de Eros y de Tanatos: siendo fiel a las pulsiones de vida y muerte respectivamente, tratando de dirigir los conflictos hacia la confrontación de las mismas, siguiendo, en definitiva, las directrices que dichas pulsiones marcan. Es muy similar a lo que propone el XD6 canónico, si es que existe algo así, con la diferencia que discriminamos el trasfondo en dos cauces distintos, las pulsiones de vida y las pulsiones de muerte. No es el objetivo añadir nuevas mecánicas al XD6, sino cambiar sutilmente alguna de las mismas.

Y con esto es suficiente, y podría dar más detalles alrededor del concepto pero prefiero dejarlo aquí y aprovechar el último aliento para unas reflexiones.

Nuevamente no planteo nada original, sólo un pequeño, pequeñísimo giro a lo que todos conocemos y estamos (algunos más que otros) acostumbrados a utilizar. No creo que pueda ser aplicado ni a todas las mesas, ni a todos los juegos, no obstante, es una mecánica ligera que podría ser adecuada para contar un determinado tipo de historias. Faltaría por contar algunas cosas, como por ejemplo como se relacionan entre sí las reservas de Eros y Tanatos, si es que se desea que así sea, la existencia de pulsiones ambivalentes (he omitido algo del trasfondo deliberadamente), el forzado de las pulsiones por parte del director, el conflicto entre ellas y alguna cosilla más (o no).

2 comentarios:

wachinayn dijo...

Pregunta: ¿Y si quiero recargar Eros o Tanatos mediante situaciones que no se relacionen con mi trasfondo?

¿Se podría?

Khazike Khashondo dijo...

@wachinayn: A lo mejor también si haces algo especialmente destructivo o especialmente constructivo. Para mí funcionan como los PD, pero distinguiendo para qué lado van o de cuál vienen...
A mí me gusta el invento, es un mod elegante, que puede ser útil para ciertas ambientaciones y que no atenta contra la lógica del sistema.